MISCELÁNEAS MISCELÁNEAS: Hobby
"No importa lo lento que vayas, siempre y cuando no te detengas."
- La sabiduría de Confucio

martes, 28 de octubre de 2008

Hobby

Toda mi vida he seguido algún hobby pero me faltó constancia para continuar por mucho tiempo en su práctica.

En mi niñez empecé con la colección de figuritas , recuerdo las marca "cola" que eran redondas y debía completarse el correspondiente álbum. Había de equipos de fútbol, también de automovilismo.
Nunca completé ninguno

Coleccionaba revistas de historietas y siempre dejé.

Más tarde estaba de moda coleccionar los boletos capicúa.
Te acordás , los capicúa porque su numeración podía leerse igual de derecha a izquierda y de izquierda a derecha.
No me duró mucho el entusiasmo.

En mi adolescencia me interesé por la filatelia. Empecé a coleccionar todos los sellos postales que podía.
En un principio eran sellos usados y provenía de franqueo de cartas de amigos y parientes a los que tenía acceso.
Luego en menor medida atesoré sellos nuevos, engomados y sin uso.

Esta afición me copó por varios años, llegue a tener libros y manuales.
Pero el campo de la filatelia es muy amplio y como no tenía ningún plan organizado fui teniendo estampillas de todo el mundo y no pude con eso.
Lo fui dejando poco a poco .

Después quise retomar haciendo partícipe a mi hijo pero no duró mucho.
Así que hoy en algún lugar del placar estarán durmiendo un sueño eterno esos sellos guardados en forma heterogénea.

La afición que más me dura es la de la fotografía.
Empecé de muy joven con una camarita de 35mm. óptica fija.
Al poco tiempo improvisé un laboratorio y revelé mi primer rollo.

Hoy revivo la emoción que experimenté cuando en el "cuarto oscuro" divisé como iba apareciendo la imagen fotográfica.

Puedo rememorar ese instante: mis ojos abiertos asombrados, las manos temblorosas y el corazón latiendo a todo ritmo.
Estaba ahí y era algo creado por mí.
Me sentí invadido por una gran alegría, una tremenda emoción que llenaba todo el espacio.

Luego siguieron otros rollos y muchos más.
La fotografía era al principio un juego, pero se fue convirtiendo en una manera de ver las cosas.
Nunca me dediqué a la fotografía profesional.
Siempre fui un aficionado, que soñaba en ser un artista de la imagen.
Y.. los sueños , sueños son.

Así fui discontinuando la práctica (primero fue el laboratorio) hasta abandonarla por completo.

Años más tarde por esas cosas de la vida aparece un nuevo elemento y es la cámara digital.
Esto merece un capítulo aparte, pero déjeme decir sólo esto: a mí me rescató de la nostalgia y me hizo volver a ese amor olvidado.

Hoy me he dado cuenta que ese es el secreto: el amor.

A los anteriores yo llegué por curiosidad y no les tomé cariño.
No fue constancia lo que me faltó,- como en todos los órdenes de la vida- me faltó el motor que alimentara mis sueños.
Motor que encontré en la fotografía y no me había dado cuenta hasta ahora.
Al principio fue apasionado y ahora es el remanso de mis días.

1 comentario:

mara y cuya dijo...

Es justo lo que pensaba cuando comencé a leer tu post y antes de llegar a donde lo decías vos. La diferencia es la pasión...pero como el busca encuentra tuviste la recompensa. Dices que es tu remanso, pero yo creo que conservas la pasión, se ve en las fotos.
Cariños

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...