MISCELÁNEAS MISCELÁNEAS: NO PERDIMOS LAS ESPERANZAS
"No importa lo lento que vayas, siempre y cuando no te detengas."
- La sabiduría de Confucio

jueves, 2 de abril de 2009

NO PERDIMOS LAS ESPERANZAS

Foto:La Nación.

Hoy la emoción me embarga , me angustia, hay lágrimas en mi espíritu.
No sé como expresarme, hay algo dentro de mí que se rebela como queriendo explotar.
Miro azorado y casi no lo creo.


Miles y miles de personas durante tres días salieron de sus casas fueron primero al domicilio y después al Congreso donde lo velaron.
No importó la lluvia de hoy siguieron igual.Hombres y mujeres. Niños, jóvenes, y ancianos.
Todos quisieron estar, verlo por última vez.
Había emoción, llanto, pesar en sus rostros.


Pero quien era aquel hombre que merecía tanto sacrificio del pueblo?
Era el Dr.Raúl Ricardo Alfonsín. Primer Presidente Argentino desde la restauración de la Democracia en 1983.

Que hizo este hombre para merecer tanta consideración, respeto y amor?
Escuche decir a algunos conocidos suyos que era un hombre bueno y honesto.
De convicciones fuertemente arraigadas en su espíritu.
Estaba persuadido (como Él decía) que era necesaria la unión nacional de todas las corrientes políticas para la realización de el país que soñaron nuestros mayores y del que seguimos soñando nosotros.
Desechó la violencia y el agravio.
Hizo del diálogo el único instrumento para resolver los conflictos, cualquiera fuera la índole de ellos.
Tuvo sus errores, quizás muchos, pero el ser humano se equivoca y busca la enmienda.
Él la buscó.

Pero tuvo una virtud: la de crear la ESPERANZA , hoy una utopía.
La esperanza de que con la Democracia se EDUCA, SE COME Y SE CURA.

La democracia debe educar al pueblo. La educación debe ser libre y gratuita.
Debe alimentar de conocimiento y valores morales y éticos a todos los habitantes de este suelo.

La democracia debe crear las condiciones de igualdad en el reparto de la riqueza generada.
Debe propender al pleno empleo y condiciones dignas para todos sin distinciones.
El hambre debe ser desterrado para siempre.

La democracia debe proporcionar los medios para la atención y cuidado de la salud pública para todos sin distinción alguna.

Ese fue Alfonsín, el creador de la utopía más linda: nuestra esperanza.

El pueblo no se equivoca sabe que su obra está inconclusa y los que le siguieron no tenían ni tienen como objetivo hacer realidad esa utopía.
Por eso lloramos, por eso esta manifestación multitudinaria.
Porque aún tenemos la ESPERANZA de quienes nos gobiernan reaccionen y obren en consecuencia.

Que descanse en paz Sr.Presidente Dr. Ricardo Raúl Alfonsín.





No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...