MISCELÁNEAS MISCELÁNEAS: diciembre 2009
"No importa lo lento que vayas, siempre y cuando no te detengas."
- La sabiduría de Confucio

jueves, 31 de diciembre de 2009

Brindis de fin de año

Levanto mi copa y brindo:
por el guerrero de mil batallas,
por el indomable y fogueado luchador,

Levanto mi copa y brindo:
por el combatiente de trinchera,
el de la primera línea de avanzada.

Levanto mi copa y brindo:
por el avezado gladiador de temple invicto,
por el titán de la perseverancia y el esfuerzo.

Levanto mi copa y brindo:
por el que trazó caminos, tendió rieles, levantó edificios,
hendió el arado en la fértil tierra, sembró y cosechó.

Levanto mi copa y brindo:
por el que giró la rueda de la industria,
motorizó el comercio y los servicios.

Levanto mi copa y brindo:
por el orgullo, la esperanza y el ahínco creador,
por la sencillez y la docilidad del noble.

Levanto mi copa y brindo:
por su cara curtida, manos encalladas, y alma buena,
por su edad avanzada, andar cansino y mirada serena.

Levanto mi copa y brindo:
deseando a este valiente solo lo que amerita,
el disfrute de aquello que ha sembrado.

Levanto mi copa y brindo:
por el insigne laburante : el jubilado argentino,
dichas y venturas mil para él.

Levanto mi copa y brindo:
al César lo que es del César ,
al jubilado: dignidad, reconocimiento y respeto.



viernes, 25 de diciembre de 2009

Milagro en Navidad.

Un Hecho real.

La Navidad que detuvo la Guerra*


Sobre la Batalla de Ypres, Bélgica, en el año de 1914, I guerra Mundial, se dice que "Nunca se había derramado tanta sangre, en tan pequeña área".
Pero la noche de aquella Navidad hubo luna llena. Sobre la noche se podía distinguir figuras que recorrían para levantar a sus muertos y heridos. Una gran desolación dibujaba el panorama. Gritos de dolor de los heridos, sombras sin nombres. Los soldados se dieron cuenta que la guerra, no era como aquellos juegos que en su niñez habían experimentado.

Aquella noche, los soldados ingleses divisaban luces encima de las trincheras alemanas. Aquellas luces eran muy bajas para ser estrellas. De pronto se vieron una luz, y otra, y otra y más luces. Un inglés exclamó: "¡Dios mío, los alemanes tienen árboles de navidad!". Fue cuando de pronto, de una trinchera alemana de no más de 50 metros de distancia, un coro de voces alemanas empezaron a entonar: "Stille Nacht, Heilige Nacht" ("Noche de Paz, Noche de Amor")

Al terminar el villancico cantado por los alemanes, el regimiento inglés respondió con el villancico "Venid, fieles" y los enemigos aplaudieron, replicando con su versión latina "Adeste Fideles". Aquello cánticos duraron una hora.

Luego en la oscura noche, ningún bando se movió. Hasta que un alemán se puso de pie sobre su parapeto, cantando "Stile Nacht". Era para dispararle, un blanco perfecto. El régimen inglés respondió con "Mientras los pastores guardan sus rebaños por la noche". Luego para sorpresa de todos el alemán empezó a avanzar hacia los ingleses, seguido por otros alemanes, sin armas y con las manos en los bolsillos. Al estar frente a frente. Un alemán dijo a un inglés: "¿Por qué peleamos?".

Al recordar los ex combatientes aquella pregunta, aún ignoran la respuesta. La paz invadió aquella noche la tierra de nadie. En muchas partes soldados de ambos bandos se dieron la mano, rieron y prometieron una tregua durante el 25. Como algún soldado dijo: "Un espíritu más fuerte que el de la guerra, prevaleció aquella noche".

El amanecer del Día de Navidad, la tierra de nadie estaba llena de miles de soldados de ambos bandos que se tomaban fotografías entre ellos. Se desarrolló con un improvisado balón, un encuentro de fútbol. Se entabló la regla: "Si alguien caía, uno del bando contrario lo ayudaría a ponerse de pie". Se arrancaron botones de uniformes para regalarse entre ellos. Un barbero cortó y afeitó al bando contrario, un malabarista cautivó a su público. Juntaron los cuerpos de los muertos de los días pasados y juntos celebraron una misa. Ambos compartían sus paquetes de Navidad.

Como diría más adelante muchos: "Fue el único regalo que recibimos aquel 25", ya que los enviados desde sus países con frecuencia demoraban hasta después de la fecha navideña. Se hacían composiciones a favor del enemigo. Al terminar de tocar con su improvisada orquesta, un oficial alemán, todos lo aplaudieron. Casi no se escucharon disparos durante todas aquellas horas. Las aves al volver fueron alimentadas por las gentes. Hasta que empezó a correrse la noticia "25 de diciembre: Tregua no oficial".

Cuando el Alto Mando se enteró montó en cólera. La oficialidad se alarmó por un total desquiciamiento de la disciplina militar. Se emitieron órdenes severas que no hubiera más fraternización. No hubo más treguas. Un sobreviviente declararía después: "Si la tregua se hubiera prolongado otra semana, habría sido muy difícil reiniciar la guerra". En caso de haber sido así, se habrían salvado a casi nueve millones de personas.

Se acordó que cuando un bando tuviera que reiniciar la guerra dispararía una salva al aire para dar tiempo al otro a correr y protegerse. La salva se disparó el 29 de diciembre. La guerra empezaba de nuevo. Jim Prince, un sobreviviente, aquel 29 vio parado a un joven, en la trinchera enemiga, era un blanco perfecto. Pensó tal vez era aquel joven alemán, estudiante universitario, que compartió un regalo de navidad con él : dulces, un pastel y un paquete de puros. Pero pensó: La guerra es así... y apretó el gatillo. Para Jim, la Navidad más hermosa de su vida había terminado. Y hasta que murió en 1981 a la edad de 85 años, nunca oyó "Noche de Paz", sin que se le rodarán las lágrimas.

Tomado de: Paralipomenos
*Adaptado del Artículo "La Navidad que detuvo la Guerra" de Roul
Tunley, revista "Selecciones" del Reader's Digest, TOMO XC, Núm. 541,
Diciembre de 1985.

Más detalles del suceso en La tregua de Navidad de 1914

FELIZ NAVIDAD





Festejemos la Navidad.
Que sea una fiesta que nos colme de felicidad y dicha a todos .

Les quería regalar algo súper especial para esta Navidad, pero tuve un problema... ¿Cómo envuelves un abrazo y un beso?




¡FELIZ NAVIDAD PARA TODOS !

viernes, 18 de diciembre de 2009

El enemigo público del verano

<

El mosquito



Por fin llegó la hora de ir a la cama, el sueño y el cansancio se hacen sentir.
Noche apacible de primavera-verano, es decir los primeros calores de la temporada, que invitan al descanso reparador.

Apago la luz , me arrellano en la cama y me entrego a los brazos de Morfeo, rápidamente quedo dormido.
De pronto en la quietud de la noche un ruido molesto entra en escena.
Bzzzzzzzzzzzz, el zumbido ruidoso, molesto y característico del mosquito en vuelo me perturba y soñoliento con los ojos cerrados , trato agitando la mano derecha de alejarlo de mis oídos.

El zumbido estrepitoso cual banda de regimiento me va envolviendo más y más hasta rosar mis orejas. Me cubro con las sábanas en vano intento de poder continuar durmiendo pero el ruido taladra la tela e ingresa con más fuerza en mi sistema auditivo a punto de hacerlo estallar.

A tientas en la oscuridad oprimo el botón del velador y al hacerse la luz el zumbido desaparece. Apago la luz y y creo que solucioné el problema.
Minutos después:-Bzz. Bzzzz, Bzzzzzzzzzz, Bzzzzzzzzzzzzz.
No aguanté más , prendí la luz, salte de la cama y busqué, con mi visión algo nublada por la mezcla de sueño, cansancio y ofuscación, al mosquito con toda la intención de acabar con él.

Lo vi como entre sueños en el ángulo que forma la pared con el cielo raso , tomé una zapatilla, me encaramé en la cama y traté de llegar al insecto con un golpe mortal de zapatilla , con escasa fortuna porque en el intento de acercarme y saltar hundí mi pié derecho en el vació entre la cama y la mesita de luz.
El ruido de mi caída debe haberse oído a varias cuadras a la redonda. Pero no fue nada el ruido, sino que en mi caída arrasé con el velador y una silla que estaba cerca.

De espaldas en el piso, aún dolorido, vi cono el insensible insecto me miraba displicente y con cierta sorna lo que me produjo el mismo efecto que la marca candente al ganado en una yerra.
Ciego de ira fui a la cocina buscando la máquina de flit, arma mortal si las hay, sin reparar en el banquito que estaba al lado de la puerta y al que golpee con el dedo chico del pie izquierdo y en ese momento vi las estrellas, el dedo adquirió proporciones desusadas para él y cojeando llegue hasta la máquina , la tomé y con sorpresa noté que estaba vacía.


En la penumbra, con el pié adormecido de dolor y el aparato vacío en la mano debí ser la imagen de la derrota.

Saque fuerzas de mi orgullo vapuleado y rengueando volví al dormitorio, bajo la ventana en un rincón divisé el porta espiral solito, quietito y reluciente y ahí caí en la cuenta de que tampoco tenía espirales para combatir al enemigo.



Traté de serenarme y me puse a ordenar el zafarrancho armado en mi intento de liquidar al mosquito.

Cuando hube terminado, el sueño y el mosquito habían desaparecido, miré el reloj : eran las 5 de la mañana, una buena hora para tomar unos mates.







Los mosquitos cuando vuelan emiten un zumbido muy molesto y cuando pican producen ronchas, en algunos casos como en bebés y niños pequeños las lesiones pueden ser importantes, además algunos pueden ser transmisores de enfermedades.


Los mosquitos son enemigos del viento y del sol, por lo que permanecen durante el día en lugares oscuros y húmedos.
Históricamente el ser humano trató de protegerse de su ataque mediante el humo producido por la combustión de ramas secas y húmedas y en algunos casos con el agregado de bosta vacuna o caballar.
Luego el ingenio del hombre creó el legendario espiral.


Después apareció el repelente en aerosol que apareció en la segunda guerra mundial para aliviar a las tropas norteamericanas de los insectos de las trincheras.
Más tardes aparecieron las cremas y luego las tabletas activadas por unos aparatos que se enchufan en los tomas eléctricos de los hogares, hasta que hoy aparecen las pulseras repelentes de mosquitos.

Todos recursos que combaten la posibilidad de ser atacados por los insectos pero que no apuntan a terminar con los mismos.
Su reproducción parece no tener fin y su amenaza tampoco.





CURIOSIDADES


  • Son las hembras las que pican porque necesitan proteínas para desarrollar sus huevos.

  • El macho se alimenta de la savia de las plantas.

  • Se estima que cada hembra pone entre 200 y 500 huevos.

  • Lo que produce el picor es la saliva que libera el mosquito al momento de picar.

  • Dependiendo de la especie viven de 4 a 30 días




viernes, 11 de diciembre de 2009

FELIZ DIA, TANGO


Día Nacional del Tango


Hoy se festeja el día del tango en todo el mundo, fecha que conmemora los nacimientos de Julio de Caro (11/12/1899) Director de orquesta y renovador del tango y de la "Voz" Carlos Gardel(11/12/1890) y que gracias a otro grande de la música que tuvo la feliz idea y el empuje como para llevarla a cabo :Ben Molar. (1)


El tango, su música y su baile, fue declarado de patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO este año.


Paradójicamente este día no ha tenido la difusión que debiera en los medios de comunicación que he tenido de consultar: diarios de la Capital federal, noticieros de TV (salvo lo de siempre, Crónica TV que a mi entender es el único medio que se preocupa en recordar y homenajear a la cultura popular.) y cualquier programa en la televisión local.


Mucha más trascendencia tiene los festejos por la "noches de brujas" y San Patricio que acaparan la atención en todos los medios. Festejos éstos que nada tienen que ver con nuestra historia, cultura y sentimientos.


Es hora que se empiece por defender lo auténticamente nuestro, por historia , cultura y su preciosa música y poesía.

(1)Ampliamos este tema en este es mi mundo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...